Noticias Consejos 4 tips para encajar en tu nuevo empleo

4 tips para encajar en tu nuevo empleo

Ahora que ya tienes el trabajo que tanto deseabas empieza una nueva aventura

Cada grupo tiene sus códigos, que cada persona puede decidir si seguir o ignorar. Seguramente, te ha tocado pasar por la prueba de cambiarte de trabajo. ¡Siempre es difícil! Sobre todo si atrás dejas amigos, un buen ambiente de trabajo y mucha seguridad.

Aprende a comportarte como un profesional en un entorno desconocido con estos cuatro consejos clave:

1.Encuentra un grupo de apoyo o un mentor.


Aunque te suene obvio, busca a las personas que sean afines a tus gustos e intereses. No necesariamente están sentados junto a ti. Pueden ser los de la oficina de al lado o ese grupo que se reúne una vez al mes a jugar fútbol o póker.

En Estados Unidos, es muy común que las personas se agrupen en torno a su origen étnico: afroamericanos, hispanos, asiáticos, etc. En América Latina, sin embargo, se favorece la integración por "áreas de trabajo", lo que hace que los distintos departamentos de una organización actúen como verdaderos clanes.

Esto tiene su lado positivo, ya que genera una "mística" poderosa. Pero, a veces, termina por encerrar a las personas, sobre todo a las nuevas, en un ambiente dominado por los jefes del área y sus "cómplices". Si este es el caso, busca cómo abrirte a otros grupos sin romper el sentido de unidad de tu departamento.

Un grupo de apoyo te servirá para aprender más rápido la cultura organizacional y te evitará cometer errores, sobre todo políticos o diplomáticos. Sólo cuida que sus comentarios no influencien demasiado tu visión y evita crear juicios previos.

Aunque es más difícil de detectar, sobre todo al inicio, es ideal encontrar algún mentor que te ayude entender la empresa. Si no encuentras ese apoyo en tu jefe, puede ser un compañero influyente en otra área o esa persona que siempre está dispuesta a escucharte incluso cuando comparten un café.

2. Utiliza el trabajo a tu favor.


Muchas personas, sobre todo quienes se consideran introvertidos, creen que tienen pocas posibilidades de acercarse a sus compañeros de trabajo. Falso. Si sabes utilizar la estrategia correcta puedes rodearte de buenos amigos y colaboradores. El gran secreto, en este punto, es sacar partido a tus habilidades laborales y aprender a utilizar el trabajo a tu favor.

¿Cómo hacerlo? Es fácil identificar quiénes tienen tus mismos intereses profesionales. Una conversación en la cafetería o en la escalera pueden ayudarte. También las redes sociales, son una buena forma de saber qué le gusta a una persona.

Lo mejor de todo es que esta pasión conjunta por el trabajo puede facilitar el encuentro de otras coincidencias, desde deportivas hasta filosóficas.

Recomendaciones:


No trates de hacerte amigo de todos y construye una relación a la vez.

Sé honesto. A nadie le gustará enterarse que eso que dices que te gusta no es tal.

Cuida tus secretos. No necesitas abrirte al 100% el primer mes. Busca el equilibrio y evalúa con calma en quién confiarás.




3. Mantén una actitud positiva.

Ten siempre en cuenta que cada empresa es diferente, porque el entorno y las personas son distintas. Es muy difícil que encuentres el primer día al amigo entrañable que dejaste en tu anterior trabajo. Por eso, sé abierto de mente y prepárate para recibir sin prejuicios a tu nuevo trabajo y a tus nuevos compañeros.

Piensa qué te pasó la última vez que te cambiaste de empleo, de colegio o de ciudad: ¡siempre volviste a hacer amigos y a pasarla bien! Mantén una actitud positiva y recuerda que atraes lo que piensas. Si quieres profundizar en este tema, lee: "La Ley de la Atracción explicada sencillamente".

4. Aprovecha tus "diferencias"


Es clásico que una persona nueva sienta cierto rechazo si llega con actitudes o hábitos diferentes a los del común de sus compañeros. Esto no es malo si sabes sacarle ventaja. Recuerda que tus diferencias te harán único y, por lo mismo, una persona identificable. El gran truco es que seas conocido por actitudes o hábitos diferentes y positivos.

Si te destacas en algún deporte, pregunta si alguien más lo practica, por muy poco común que sea. Haz lo mismo si eres coleccionista, fan o experto en algún tema. Ser diferente no es malo, siempre que te valoren


Fuente: sueuaemex.trabajando

Compartir

También te puede interesar

¡Mejora tu postura en la oficina!

“La buena postura y el adecuado ambiente laboral contribuyen a la salud mental y física de los oficinistas o todos...

¡Que el trabajo no te enferme! Siete tips para...

El estrés laboral aunado a otros malos hábitos como la mala alimentación, la insalubridad general, la falta de...